rorioo

rorioo 10 de Octubre de 2017

Nos OLVIDAmos de vivir

Lo primero que recibimos al nacer, es un golpe. Necesitan hacernos llorar para saber que estamos vivos. Si ese es nuestro recibimiento al mundo, se imaginan cuantos golpes mas vamos a recibir? Todos y cada uno de ellos tienen el mismo objetivo. Poder demostrar que somos capaces. Y no tiene que ser necesariamente a un tercero. Muchas veces nos golpeamos para demostrarnos a nosotros mismos que eso que dicen que nos hará daño, no tiene efecto sobre nosotros.

Podemos llegar a distorsionar nuestros deseos, postergar objetivos, cambiar nuestro norte, solamente para demostrar que ese débil ser que te habían dicho que eras, en realidad era solamente un truco para poder controlarte. Invertimos tiempo, nos alejamos de cosas o personas, pero sabemos que no podemos abandonar, porque como todos sabemos, el que abandona no tiene premio. 

Claro esta que en todo esto las cosas no son siempre malas. Vas transitando un sendero donde aprendes, donde creces, donde mejoras, ganas y pierdes cosas. Todo este viaje tiene tantísimas cosas que no notamos, porque corremos apresurados para llegar a ningún lado, convencidos de que cuando lleguemos vamos a ser lo que todos soñamos que deberíamos ser. Triunfadores. 

Justo antes de eso, las fuerzas se empiezan a terminar. Miramos el cielo y nos cuestionamos sin en realidad es esto lo que estamos buscando. Realmente debo demostrar que puedo hacerlo? Y si no lo demuestro, entonces que? Ellos tendrán razón, no soy un triunfador. Y si no lo soy, entonces porque debo esforzarme por las demás cosas? simplemente no las podre hacer.

Otro golpe, uno de los mas duros diría yo. Fuiste separando todo en cajitas, llenando cada una de ellas y de repente un sacudón lo desparrama todo sobre el piso. Mezclando las cosas, dejándolas sin sentido alguno. Bingo, aquí estoy, esto es empezar de cero? o realmente estoy en una peor posición? No solo no se que hacer, sino que, además debo arreglar este desorden que generé. Problema dos. Estoy sin fuerza, desorientado, y con un pequeño inconveniente de desorden mental del cual desafortunadamente estoy acostumbrado. 

Es tiempo de pedir ayuda. No, mejor no. Si pido ayuda, volveremos al comienzo y les daré la razón. No he podido triunfar. Tengo que salir de este lugar, tengo que ir a otro mejor. Ese lugar que hace tanto tiempo vengo buscando. No se bien cual es, ni como es. Podría decir que tampoco se donde queda, por lo que tampoco sabría para donde empezar a caminar. Pero hay algo que si estoy seguro, no es aquí. Y sí, es verdad que ir para cualquier dirección no me garantiza llegar a ese lugar, pero.. saben que ? Al menos me voy de acá.


Esto es un poco lo que pasa por la cabeza de un chico de 25 años, cuyas metas fueron distorsionadas, modificadas, cambiadas, machacadas y hasta cuestionadas. Supongo que mucho de lo que se encontrará en mi perfil serán momentos por los que pase y necesito expresar. Bienvenidos a todos.




¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • No hay comentarios aún...